viernes, 18 de diciembre de 2015

Las elecciones del 20-D y el futuro de España

albert rivera
Albert Rivera, candidato presidencial de Ciudadanos.
(Por CARLOS TEIXIDOR CADENAS).

El 20 de diciembre (20-D) la sociedad española elegirá a su próximo presidente de Gobierno, en un contexto que avizora una leve salida de la crisis económica; dos nuevas agrupaciones políticas, Podemos y Ciudadanos, están en una posición preponderante; y sigue latente la amenaza de secesión de una de la Comunidades Autónomas más históricamente arraigada a España: Cataluña.

El paro y la crisis en las elecciones españolas del 20-D

Tras cuatro años de gobierno del Partido Popular, los españoles no pueden aún sacudirse de los estragos o consecuencias de la última gran crisis económica global, pues por ejemplo el paro sigue en los niveles dejados por la anterior gestión del presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, al afectar todavía a más de cuatro millones de personas.

De hecho, sigue siendo tres veces más que la media de los 34 países de la OCDE y España el segundo país con más paro de la UE.

PP y PSOE pierden peso en la política española

Las últimas encuestas electorales revelan, por otra parte, que ni el candidato del actualmente gobernante Partido Popular, Mariano Rajoy, tiene asegurado el triunfo, y mucho menos su par del Partido Socialista Obrero Español, Pedro Sánchez, que logró ascender al segundo lugar tras estar desplazado a un tercero e incluso cuarto lugar, por las agrupaciones Podemos y Ciudadanos.

Podemos y Pablo Iglesias como nuevas alternativas

Podemos es de algún modo heredero institucionalizado del juvenil movimiento Indignados que asomó en la política española el año 2011, lo comanda el profesor universitario Pablo Iglesias y según dichas encuestas presidenciales, comparte la tercera posición con la agrupación de origen catalán Ciudadanos, tras liderar intermitente las intenciones de votos en diversas encuestas presidenciales difundidas en la primera mitad de año.

Albert Rivera y Ciudadanos: de Cataluña a toda España

Ciudadanos, por su parte, tiene como líder a Albert Rivera, un barcelonés que irrumpió en la escena de la política española con un afiche político en la que aparecía desnudo, no siendo ello óbice para que fuera elegido miembro del parlamento catalán en las elecciones del año 2006, y fuera hoy candidato presidencial y pieza clave de la política e institucionalidad española, al abogar por la unidad de España en un contexto de pretendida secesión de Cataluña desde su natal Barcelona.

Las elecciones del 20 de diciembre y el futuro político de España

Dichas encuestas electorales, si bien no vislumbran una hecatombe electoral para el PP y el PSOE, revelan que obtendrían un importante menor porcentaje de congresistas para el período 2016-2019, respecto a lo logrado en las elecciones de 2011, especialmente el partido de la calle Génova.

Mientras que los emergentes Podemos y Ciudadanos, lograrían cada uno unos 60 escaños, que les daría la opción de influir en la elección del próximo presidente, cuando conjuntamente con los demás miembros del parlamento español, acuerden los pactos necesarios para hacerlo, de acuerdo a la institucionalidad y la vigente ley de partidos políticos de España.

Ciudadanos y las elecciones del 20-D

Los resultados de las elecciones del 20 de diciembre, consecuentemente, dejarán a Podemos y Ciudadanos captando un buen porcentaje de los votos que a vista de las últimas encuestas electorales, dejarán de percibir el PP y el PSOE. Mientras que el ascenso de Albert Rivera, ya no sólo en Cataluña sino en toda España, se espera que revierta de algún modo la tendencia independentista que no para de crecer en Cataluña y, así, desterrar algo la posibilidad de que España deje de serlo con la deseada secesión catalanista comandada desde la ciudad condal: Barcelona.